Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

PRUEBA: Audi 80 1.9 TDI

Publicado en por tiempodeclasicos

¡BIENVENIDO A BORDO!

Pese a montar un motor Diesel, consiguiendo unos consumos mínimos, este modelo ofrece un confort digno de cualquier berlina de gasolina

IMd064ffe9688c176853db45671b6e93aa919a1893-1.jpg

A 60 km/h constantes, es decir, practicando una conducción económica, el Audi consume solamente 3,1 litros por cada 100 kilómetros, lo que supone que con 19 litros de combustible en el depósito se consiguen recorrer sin interrupciones unos 600 kilómetros, lo que equivale a un viaje de Madrid a Vigo, por ejemplo. Hay que admitir que se trata de una media difícil de mejorar así como de alcanzar, porque en condiciones normales de circulación mantener esta velocidad constante para registrar este consumo mínimo es casi una utopía. No obstante, este dato nos permite enmarcar al 80 1.9 TDI entre los vehículos menos costosos en este sentido, además, también a 90 km/h y a 120 km/h, el Audi registra unos consumos muy contenidos (3,8 y 5,2 l/100 km, respectivamente).

Es tal vez el único modelo que en conjunto logra unos resultados tan espectaculares. Un hecho evidente sobre todo cuando se comparan los valores del 80 con los de sus rivales más directos: el Fiat Croma Turbo Diesel, el Lancia Dedra 2.0 TD y el Peugeot 405 SRD Turbo. Estos tres vehículos, en idénticas circunstancias (a 90 y 120 km/h) marcan unos consumos sensiblemente más elevados. El Croma gasta 3,9 y 5,5 l/100 km; el Dedra, 4,9 y 6,5 l/100 km, y el 405 4,6 y 6,2 l/100 km. Estas diferencias a favor del 80 1.9 TDI se deben, principalmente, al cuatro cilindros turbo-diesel de inyección directa dotado de catalizador que incorpora la unidad alemana.

Exteriormente, en cambio, la versión Turbodiesel es exactamente igual a las que montan un motor de gasolina de dos litros.

En cuanto a su precio, este Audi cuesta 2.861.400 pesetas, algo más que los otros modelos que ascienden a 2.804.805 el Fiat, 2.607.000 el Lancia y 2.824.999 pesetas el Peugeot.

ELEGANCIA Y ESTILO. EL Audi 80 1.9 TDI ofrece un elevado confort en su interior. Tanto los materiales utilizados como los acabados brillan por su calidad y elegancia.

El salpicadero, realizado en un excelente plástico de suave tacto, resulta elegante y refleja un cuidado montaje de las distintas partes, por lo que a su aspecto global es agradable. Aparte disfruta además de una organización racional de los distintos mandos que facilita su manejo.

El tablero de mandos también es convincente, al incorporar instrumentos circulares de rápida lectura analógica gracias a una gráfica clara. Incluye velocímetro, cuentarrevoluciones, termómetro de agua e indicador del nivel de combustible. El control de las demás funciones queda relegado a una serie de testigos luminosos, ordenados de forma cómodamente visible.

El dispositivo de ventilación de cuatro velocidades es realmente potente pero muy silencioso, y se puede combinar con aire acondicionado dotado de sistema de recirculación, disponible por 296.000 pesetas.

El espacio interior es excelente y los asientos, gracias a su diseño y revestimiento, favorecen el confort. El conductor puede además regular su asiento en varias direcciones, lo que le permite conseguir una posición de conducción acertada, Detrás, en cambio, el espacio disponible es menor. La anchura del asiento trasero sólo tiene cabida para alijar a dos personas cómodamente. Un tercer pasajero sufriría en un largo viaje estrecheces y la presencia en el suelo del elevado túnel central de la transmisión.

En cuanto al maletero, su capacidad es de 430 litros. Un volumen algo escaso, aunque, gracias a su configuración, susceptible de ser aprovechado al cien por cien. Además, se puede incrementar hasta 712 litros, porque el habitáculo se comunica con el maletero abatiendo los asientos.

escanear0001.jpg

POCO AGRESIVO. En carretera, el comportamiento del Audi es sorprendente, aparte de por unos consumos de verdad reducidos, por su gran equilibrio dinámico que favorece en esencia al confort y a una conducción relajada. Es obvio que este carácter tranquilo está determinado por el peso en orden de marcha del vehículo, que asciende a 1.270 kg, una cifra demasiado elevada para una potencia de sólo 90 CV.

Este esfuerzo por parte del propulsor se refleja en unas aceleraciones no demasiado brillantes. De cero a cien kilómetros por hora, por ejemplo, el Audi necesita 14”10, por lo que está en clara desventaja frente a sus rivales, que sólo invierten en la misma operación 12”50 el Croma, 12”30 el Dedra y 12”10 el 405. Pero tanto el Fiat como el Lancia o el Peugeot disfrutan de un peso inferior (1.240, 1.200 y 1.080 kg, respectivamente).

Esta diferencia al acelerar también es patente en las recuperaciones. En estas situaciones el 80 1.9 TDI transmite cierta pereza debido a una escasa elasticidad del propulsor. Una característica que se hace evidente en la recuperación desde 40 kilómetros por hora en quinta, ya que con esta relación el cuatro cilindros alemán no consigue recuperarse. Sólo lo hace a partir de los 60 km/h. De todos modos, en cuarta, de 40 a 120 km/h, el Audi invierte 29”72, un valor muy elevado.

BUENA VELOCIDAD. Hasta el momento todas las características que hemos expuesto de este modelo apuntan su carácter tranquilo, demostrando que el principal objetivo del Audi no es en absoluto ser líder en prestaciones absolutas, sino más bien en resistencia. En lenguaje deportivo se podría catalogar como un auténtico “corredor de fondo”, porque, en efecto, donde rinde es en los recorridos largos.

Capaz de alcanzar una digna velocidad máxima de 173,075 km/h, aunque la marca declara los 174 km/h, se queda por debajo de los tres modelos con los que en este caso lo comparamos, que rozan los 180 km/h. Una diferencia lógica motivada por un mayor peso junto a una menor potencia del Audi frente a sus rivales. Sin embargo, en cuanto a la mecánica, el 80 1.9 TDI monta inyección directa, ventaja que sólo comparte con el Croma Turbodiesel.

IMd064ffe9688c176853db45671b6e93aa919a1893-3.JPG

EXCELENTE CONFORT. Las diferencias en cuanto a prestaciones quedan, no obstante, compensadas por el nivel de confort que proporciona el alemán, que es claramente superior, independientemente de la velocidad. Prueba de ello son los niveles de sonoridad registrados en el habitáculo. A 130 km/h, 160 km/h y al límite, las cifras no han superado los 72/72, 75,5/75,5 y 78,5/78,5 decibelios. Como punto de referencia apuntamos que este modelo con motor de gasolina de 115 CV a 130 y 160 Km/h alcanzó, en una prueba realizada anteriormente, los 73/72,5 y 77/76,5 decibelios, por lo que esta mínima distancia entre los valores anotados demuestra que la versión TDI para ser un Diesel es realmente silenciosa.

Para concluir, el dispositivo de frenada, formado por discos delante y tambores detrás, no es excelente, pero está a la altura, asegurando unas distancias muy aceptables. A 100 km/h el vehículo se detiene en 46,2 metros; a 120 km/h, en 65,5 metros, y a 140 km/h, en 89,6 metros.

Si tenemos en cuenta que se trata de una versión que incorpora un motor diesel, los valores de frenada así como los niveles sonoros son excelentes, aunque nunca comparables con los de un vehículo que monte un propulsor de gasolina. Ahora bien, el apartado de consumos en este caso es realmente convincente, sobre todo para aquellos que por placer o trabajo recorran una gran cantidad de kilómetros al año.

TÉCNICA: INYECCION DIRECTA

El Audi 80 1.9 TDI monta un cuatro cilindros en línea Turbodiesel de inyección directa, característica que comparte con algunos modelos como el Fiat Croma, Seat Toledo o los Volkswagen Golf, Vento y Passat.

En cuanto al diámetro (79,5 mm), carrera (95,5 mm) y cilindrada (1896 c.c.) se asemeja al Toledo, aunque cuenta, sin embargo on una potencia superior: 90 CV a 4.000 rpm frente a 75 CV a 4.400 rpm.

Con el desarrollo que logra, el 80 1.9 disfruta de un par máximo muy razonable de 18,5 mkg a un régimen de 2.300 revoluciones por minuto. Un nivel prestacional notable gracias a un gran rendimiento energético de los propulsores de inyección directa y, sobre todo, a la presencia del intercooler.

Al igual que la mayoría de los motores de gasoil pertenecientes a la última generación, este cuatro cilindros incorpora una válvula EGR, para facilitar la recirculación de los gases de escape junto al catalizador oxidante de dos vías, que reduce las emisiones de monóxidos de carbono (CO) e hidrocarburos (HC).

En cuanto a los demás apartados, la mecánica del TDI es muy similar a la que equipa a las otras versiones del 80 renovado de tracción delantera. El tren trasero está dotado de suspensiones con brazos interconectados y barra estabilizadora ubicada en la extremidad del brazo longitudinal (antes la suspensión dependía de un eje rígido); mientras que el tren delantero es de ruedas independientes según el esquema McPherson. Los amortiguadores telescópicos hidráulicos se encuentran tanto en el tren delantero como en el trasero y cuentan con muelles helicoidales coaxiales.

El dispositivo de frenada está formado por discos delante y tambores detrás y es servoasistido.

El precio del 80 TDI, 2.861.400 pesetas, incluye el sistema procon-ten (programmed contraction tensión) como una excelente medida de seguridad pasiva, destinada al conductor y al pasajero que viaja delante. Este mecanismo se compone de tres cables de acero: uno unido a la dirección, al cambio y a la carrocería, y los otros dos, a los cinturones de seguridad. Su presencia permite reducir considerablemente las posibilidades de que las personas, que se encuentran en la parte anterior, sufran un fuerte impacto contra el volante y salpicadero.

Asimismo para mejorar la protección de los pasajeros en caso de colisión lateral, la carrocería ha sido posteriormente reforzada mediante travesaños colocados en los paneles de las puertas.

MOTOR: Posición: delantero longitudinal. N.º de cilindros: 4 en línea. Diámetro por carrera: 79,5 x 95,5 mm. Cilindrada: 1.896 c.c. Rel. De compresión: 21:1. Potencia máx.: 90 CV (66 KW) a 4.000 rpm. Par máx.: 18,5 mkg (182 NM) a 2.300 rpm. Distribución: árbol de levas en cabeza. Alimentación: inyección directa  + turbocompresor e intercooler.
TRANSMISION: Tracción: delantera. Embrague: monodisco en seco. Caja de cambios: manual de cinco velocidades.
CHASIS: Suspensión del.: ruedas independientes tipo McPherson con triángulos oscilantes y barra estabilizadora. Suspensión tras.: ruedas independientes con brazos interconectados, amortiguadores, muelles y estabilizadora. Dirección: cremallera servoasistida y sistema de seguridad procon-ten. Frenos del./tras.:discos/tambores. Llantas: acero en medida 6J x 15. Neumáticos: 195/65 R 15.
DIMENSIONES Y PESOS: Longitud: 4.482 mm. Anchura: 1.695 mm. Altura: 1.408 mm. Distancia entre ejes: 2.612 mm. Peso en orden de marcha: 1.270 kg. Capacidad del depósito de gasolina: 66 litros. Capacidad de carga: 430/712 litros.

escanear0002.jpg

EN CARRETERA: DISFRUTE DEL PAISAJE

Una equilibrada combinación de confort, reducidos consumos y suficiente velocidad caracterizan al 80 1.9 TDI. El Audi se ubica entre las mejores opciones disponibles en el mercado dentro de su categoría.

Es un vehículo cómodo y tranquilo, además de bastante silencioso, sobre todo teniendo en cuenta que monta un motor diesel. En lo que se refiere a las prestaciones, no es de los más rápidos, aunque al conseguir alcanzar los 173,07 km/h de velocidad máxima manteniendo siempre unos consumos muy contenidos le convierten en una oferta realmente muy interesante.

Equipado con un motor de 1,9 litros de inyección directa, oportunamente catalizado y dotado de una válvula EGR para una adecuada recirculación de los gases de escape y reducción de emisiones tóxicas, el 80 es lógicamente un vehículo tan resistente como tranquilo, que donde más rinde es en largos trayectos por buenas carreteras. En estas condiciones es cuando de verdad se muestra superior a muchos de sus rivales, ya que es capaz de recorrer kilómetros y kilómetros, sin problemas, incluso a gran velocidad. Largos viajes durante los cuales los pasajeros disfrutan del máximo confort sin necesidad de repostar continuamente. Recordemos que a 60 km/h constantes se puede cubrir con sólo 19 litros de combustible una distancia de 600 kilómetros.

El comportamiento dinámico queda resumido en lo expuesto anteriormente. La excelente estabilidad y un perfecto agarre en carretera se deben, también, a los neumáticos de 195/65 que monta. Sus respuestas son en general neutras, sólo en situaciones límites se puede producir una cierta tendencia subviradora, aunque fácilmente corregible.

La dirección, lógicamente servoasistida de serie, no se muestra excesivamente suave. Esta carencia de sensibilidad queda, no obstante, compensada por el hecho de que en trazados sinuosos, de esta forma, son más sencillas las correcciones en plena curva. Tanto a baja como a alta velocidad se percibe una cierta inclinación lateral del cuerpo del vehículo pero sin merma de la estabilidad y seguridad.

La caja de cambios de cinco velocidades favorece inserciones con gran precisión al ser de cortos recorridos. Es además muy manejable pese a una palanca poco rígida.

RESUMEN DE PRESTACIONES
VELOCIDAD MAXIMA (km/h)
Declarada: 174                                           Medida: 173,075                                          Lectura: 187   
ACELERACION PARTIENDO DESDE CERO
0-100 km/h:  15”16                                   0-400 metros:  19”60                            0-1000: metros  36”49
CONSUMO DE CARBURANTE (l/100 km)
90 km/h:  3,62                                            120 km/h:  5,06                                               Ciudad:  6,0


Fuente: Top Auto Nº 8, Agosto 1992

Comentar este post

Paulino 07/10/2015 13:16

Yo tengo uno que cumplió 20 años en junio con 190.000 Km. y va como la seda

juanjo 04/07/2015 12:53

El mio tiene ya 24 años y 430.000 km y va de muerte. Pero el mio es un 75cv

fran 08/11/2014 20:21

Yo tengo uno que le tuve k poner el motor del golf 1.9 tdi porke rompió y ahora con este motor me echa mucho humo negro pero por lo demás va de vicio

José Anónimo 08/15/2015 10:15

Ah bueno, si sólo rompió el motor y el nuevo echa humo negro no hay problema. Se nota que el coche ha salido bueno, como bien dice "va de vicio".

Guillermo 03/11/2013 18:46

Gran coche ,el mio va a cumplir 20 años ,y a pesar de que hace unos 6 años que lo tengo diria que va como el primer dia.Espero no tener que jubilarlo todavia.