Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

PRUEBA: Citroën 2CV AZAM

Publicado en por tiempodeclasicos

2CV AZAM 1

VIRTUDES

  • Interior cómodo.
  • Buena climatización.
  • Amplio espacio para equipajes.
  • Apertura de las puertas en el buen sentido.
  • Faros con inclinación regulable desde el interior.
  • Consumo francamente interesante.
  • Velocímetro de extraordinaria precisión.
  • Buena estabilidad y adherencia, tanto en seco como en mojado.
  • Balanceo tradicional de suspensión en los "2 CV", casi suprimido.

DEFECTOS

  • Motor excesivamente ruidoso.
  • Limpiaparabrisas con puntos ciegos.
  • Carente de "alegría" en las subidas.
  • Abertura del capot delantero en el mal sentido.
  • Frenos escasos.
  • Ventanillas traseras fijas. Las delanteras no tienen término medio (o abiertas o cerradas).
  • Palanca de intermitencia no vuelve a su posición original por sí sola.
  • Claxon insuficiente.
  • Deficiente acabado para su precio que, a pesar de la reciente bajada, todavía resulta algo excesivo.

A decir verdad, nunca habíamos conducido un 2 CV Citroën hasta el día que realizamos la prueba número 6 con un nuevo modelo “AZAM”, puesto a nuestra disposición por Citroën Hispania, S. A. Sin embargo, su motor no nos causó extrañeza por presentar, a excepción de la cilindrada, gran similitud con un Panhard ‘Tigre” que tuvimos hace algunos años.

Una de las cosas que más nos llamó la atención fue la comodidad de los asientos de este “AZAM”, así como su espacioso interior y amplio cofre de equipajes.

2CV AZAM 4Ya en distintos números de MOTOR MUNDIAL señalábamos la mala suerte que nos acompaña invariablemente cada vez que tenemos que efectuar una prueba de este tipo. Para no variar, el día 13 de octubre hubimos de soportar una verdadera tromba del líquido elemento, padeciendo en consecuencia los inconvenientes de la conducción “en mojado”, y reconozcamos que a nadie, ni al mejor conductor del mundo, le agrada demasiado “probar” (en el más amplio sentido de la palabra) un auto que no es el suyo y más si no le conoce.

Una vez en marcha y tras los “saltos” de rigor en la arrancada, clásicos, en este tipo de vehículos hasta hacerse a ellos, pudimos comprobar que el balanceo tradicional ha desaparecido “casi por completo”, al traer de fábrica unos amortiguadores colocados en sentido horizontal que regulan la suspensión trasera.

La ascensión al puerto de Guadarrama, con mucho tráfico pese a lo desapacible del día, la realizamos bastante despacio, hasta el punto de tener que poner la primera velocidad en numerosas ocasiones, pudiendo comprobar cómo con dos personas a bordo se “aplastaba” bastante, salvo en ocasiones que íbamos lanzados y sin vehículos que nos hicieran acortar la marcha. Nos vimos en la necesidad de coronar el alto de Los Leones en fila india, detrás de varios camiones, debido a que la cerrada niebla y la falta de “reprise” no nos permitieron hacer otra cosa. En el descenso hasta San Rafael, a base de utilizar el argot ciclista de la “tumba abierta”, nos desquitamos con creces de las penurias velocísticas anteriores.

La primera etapa del recorrido nos deparó un resultado de consumo altamente satisfactorio (6,43 litros a los 100 kilómetros), que con subida a un puerto de la categoría del Guadarrama y abusando de la caja de cambios, constituye una excelente marca. La media fue escasa: 62,18 kilómetros por hora, pero buena si tenemos en cuenta la cilindrada de este vehículo y las condiciones del tráfico en aquel sector.

2CV AZAM 3De San Rafael a Valladolid no tenemos nada digno de señalar, salvo una “pasada” que nos dio otro “2 CV” del modelo antiguo en las rectas de Olmedo, y al que no hubo forma de “echarle mano”. Achaquémoslo a que nuestro vehículo, matrícula M-512.097, sólo tenía 6.900 kilómetros, por lo que le suponemos poco rodado aún. A pesar de ello, marcamos un promedio de 76,89 kilómetros por hora entre la ciudad serrana y la capital del Pisuerga, con un consumo medio algo mayor: 7,05 litros a los 100 kilómetros.

Señalemos que la tracción delantera nos hizo conocer la bondad de la “tenue de route” de este vehículo, el cual se sujeta admirablemente en las fuertes curvas descendentes, sin hacer el menor extraño, contando incluso con el fuerte hándicap del suelo mojado. Hagamos constar que este coche iba equipado con neumáticos Michelin “X”, de tan excelentes resultados en mojado para turismos. También es de resaltar la comodidad que confiere el mecanismo con que vienen dotados los “2 CV” para subir o bajar los faros de acuerdo con el peso de sus ocupantes.

Podíamos resumir la impresión que nos ha causado este automóvil diciendo que se nos antoja un coche ideal para las personas que no posean pretensiones velocistas y sí en cambio consideren principal el factor consumo. Fuera de esto, tiene un acabado que deja que desear, siendo uno de sus principales inconvenientes su escasa potencia al subir.

2CV AZAM 2CARACTERISTICAS TECNICAS

Motor: Cuatro tiempos, cilindrada 425 centímetros cúbicos (66 X 62); dos cilindros opuestos horizontales; camisas amovibles; refrigeración por aire; tasa de compresión, 7,5; carburador, Solex 28 CBI o Zenith 28 IN4; indistintamente con freno de ralentí incorporado; culatas hemisféricas; válvulas en cabeza; radiador de aceite: potencia, 18 CV SAE a 5.000 revoluciones por minuto; par motor, 2,85 SAE kg/m a 3.000 r. p. m.

Caja de velocidades: Cuatro velocidades hacia adelante sincronizadas y marcha atrás.

Dirección: A cremallera.

Frenos: Hidráulicos en las cuatro ruedas; tambores delanteros a la salida del diferencial; superficie total de frenaje, 386 centímetros cuadrados.

Transmisión: Ruedas delanteras motrices: grupo cónico 8 x 31; embrague monodisco en seco con centrífugo auxiliar duplicando el embrague monodisco.

Suspensión: Por interacción entre las ruedas delanteras y traseras, cuatro muelles helicoidales de suspensión y cuatro bloques anti-cabeceo; cuatro ruedas independientes controladas cada una por un amortiguador a fricción y un batidor por inercia.

Chasis: Plataforma con largueros incorporados.

Neumáticos: 125 x 380 ‘X”.

Electricidad: Equipo 6 V; batería, 46/54 amp./h.; faros regulables en altura por el conductor; pilotos y alumbrado accionado por una manecilla única bajo el volante; limpiaparabrisas eléctrico.

Capacidades: Gasolina, 20 litros; aceite motor, dos litros; aceite caja de cambio, un litro.

Peso en vacío: 510 kilogramos.

Peso total cargado: 860 kilogramos.

Velocidad máxima en llano: 95 kilómetros por hora.

Consumo: 5 a 6 litros según la velocidad media.

 

Fuente: MOTOR MUNDIAL Nº 267, Noviembre de 1966.

Texto: A. Calderón.

Comentar este post