Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

PRUEBA: De Tomaso Pantera

Publicado en por tiempodeclasicos

Pantera-5.jpg

En realidad, criticar o alabar un coche no es excesivamente difícil, aunque siempre está supeditado al personal criterio del que lo alaba o critica. Ensayar un coche es tarea difícil si no queremos incurrir en una crítica demasiado personal. Por todo esto he intentado realizar este ensayo de la manera más objetiva posible, indicando al mismo tiempo lo que yo he tenido ocasión de comprobar.

El De Tomaso Pantera que FORMULA conjuntamente con el representante en España me han cedido, es la versión normal (330 CV, grupo 3) de las tres existentes en el mercado: grupo 3, grupo 4 (500 CV) y GTS que es una versión intermedia entre ambas.

El De Tomaso Pantera, modelo 72, está equipado con un motor V8 Ford de 5`7 litros acoplado a una caja de cambios ZF de 5 velocidades.

Pantera-8-copia-1.jpg

Saliendo de Barcelona y dirigiéndome por la Autopista hacia Molins de Rey, pude comprobar que su velocidad máxima a 6.000 vueltas era de 248 km/h , quedando al mismo tiempo sorprendido por el poco ruido producido por el motor a dicha velocidad, pudiendo mantener una conversación con el acompañante (si la tensión lo permite); téngase en cuenta que su motor es central.

Terminada ya la autopista, me dirigí hacia Manresa con el fin de ir hacia Tarrasa por la conocida y tortuosa carretera de Estenalles. Ya en ella, tuve ocasión de apreciar la buena visibilidad frontal que posee dicho vehículo y el buen escalonamiento de la caja de cambios.

La manejabilidad es muy buena, máxime si tenemos en cuenta su gran peso, 1.270 kg. lo que hace desconfiar en los frenos si se trata de apurar frenada, ya que para una conducción normal sus cuatro discos con pinzas Girling y el circuito de servofreno son suficientes. En aceleración, el Pantera tiende a subvirar, pero su gran potencia y su diferencial autoblocante, permiten sacarlo con extrema facilidad de cualquier situación apurada. A medida que pasaban los kilómetros, fui tomándole confianza, para acabar rodando un poco fuerte. Realmente, y ya en plan de ir rápido, existe el problema de los frenos así como una ligera tendencia a partir de delante, aunque este segundo punto y dada, repito, su excelente manejabilidad y aceleración muy fuerte, queda subsanado.

El Pantera es perfectamente comparable con los mejores GT actuales (Porsche 2,5 litros, Ferrari Daytona), y ello puede verse perfectamente en el cuadro adjunto que hemos confeccionado en la Redacción.

Las principales diferencias entre el grupo 4 y el grupo 3 del modelo Pantera residen en el mando eléctrico de los cristales, del aire acondicionado y de un centenar de kilos menos en el primero de ellos.

Pantera-1.jpg

FÁCIL CONDUCCION

He conducido este coche durante 1.500 kilómetros y, en primer lugar, he quedado sorprendido por su facilidad de conducción. Para apreciar realmente las cualidades ruteras de este vehículo hay que tomarlo con seriedad y modestia. Por ejemplo, el reglaje exacto de las presiones de neumáticos cobra una importancia capital y las reacciones del coche han de ser atentamente analizadas antes de llevarlo al límite de sus posibilidades.

El Pantera mira mucho a los gustos del conductor americano, que integra el 80 por .100 de sus compradores. Así, aunque el volante es pequeño, la dirección es demasiado desmultiplicada y las entradas en los virajes no pueden ser tomadas con la rapidez y la precisión que sería de desear. Esta dirección es muy reversible y las irregularidades de la carretera se perciben en el volante de forma poco agradable. De todas maneras, cuando se adquiere un poco de costumbre, ni se intenta neutralizar estos movimientos incluso cuando se producen a más de 200 kilómetros por hora.

Podríamos decir que el Pantera está muy bien preparado para una conducción turística y que es igualmente agradable en conducción deportiva, pero que en conducción fina, a gran velocidad, deja ver una tendencia al subviraje que es preciso tener en cuenta.

Con un peso en vacío de 1.350 kilogramos y unas prestaciones excepcionales, la frenada es necesariamente preocupante, pero los cuatro discos ventilados detienen el coche de una forma sumamente satisfactoria, con buen equilibrio y gran resistencia al calentamiento, que permite usarlos con prodigalidad.

Pantera-7-copia-1.jpg

PRESTACIONES Y CONSUMO

Las aludidas prestaciones las hemos podido tomar en autopista y no en circuito, como solemos hacer. Con un poco de viento lateral, el cronómetro ha sido elocuente y nos ha mostrado 248,7 kilómetros por hora. En cuanto a las aceleraciones, efectuadas con dos personas a bordo, nos han dado veintisiete segundos para los 1.000 metros, salida parada.

Pero, más que nada, llama la atención la gran elasticidad del motor, que permite al conductor pasar de 80 a 250 kilómetros por hora en quinta.

En cuanto al silencio de marcha, permite oír la radio hasta los 180 kilómetros por hora. A partir de ahí, la vibración característica de los V-8 adquiere tal proporción que impide incluso una conversación continuada; pero los silbidos procedentes de la aerodinámica son sumamente discretos.

Por último, el capitulo de consumo nos ha dado un registro de 26,1 litros a los 100 kilómetros, comprendiendo nuestras pruebas de aceleración y una centena de kilómetros en ciudad.

Pantera-6.jpg

ALGUNAS CRÍTICAS

El aspecto positivo del balance de impresiones de este coche no quita para que apuntemos también algunas críticas, como una palanca de mucho recorrido, pedal de embrague duro; el habitáculo parece diseñado para personas que no pasen de 1,80 metros, los pasos de rueda delanteros obligan a una posición hacia el centro y el techo queda muy bajo.

En contrapartida, el Pantera trae aire acondicionado de serie, lo cual permite viajar con las ventanillas cerradas, ventaja importante en un coche tan rápido. La visibilidad es muy buena hacia adelante y aceptable hacia atrás y los lados, pero mala en los tres cuartos traseros. Los asientos son muy envolventes, bien adaptados a la conducción rápida, mas los apoyacabezas, pero queda muy tapada por el votación es muy completa, pero queda muy tapada por el volante.

El Pantera, en definitiva, es un coche extremamente impresionante para el espectador y excitante, a la vez que de fácil manejo y seguro para el conductor. Para mí, esta es la mejor conclusión que se puede ofrecer.

Pantera-2.jpg

EL DE TOMASO PANTERA COMPARADO CON LOS MODELOS ANALOGOS DE LA COMPETENCIA

 

De Tomaso Pantera

Lamborghini Miura

Mercedes 350 SL

Ferrari Daytona

Jaguar E V12

Caracteristicas

 

 

 

 

 

Cilindrada (c.c.)

5.796

3.929

3.499

4.390

5.343

Potencia (CV DIN)

330

385

200

352

272

CV/litro

52,7

98,1

57,2

80,1

50,9

Peso (Kg.)

1.430

1.245

1.570

1.600

1.460

Longitud (cm.)

425

439

437

442

468

Anchura (cm.)

171

178

179

176

167

Capacidad del cofre (litros)

200

140

252

280

200

Performances

         

Velocidad máxima (Km/h)

241,6

273

212

282

234

0-400 m. (seg.)

14"2

14"3

16"5

13"8

14"7

0-1.000 m. (seg.)

25"7

25"5

30"2

24"3

26"7

CARACTERISTICAS TECNICAS

COCHE

De Tomaso Pantera, modelo 72, berlineta 2 puertas con motor posterior central. Carrocería con chasis monobloc en acero.

MOTOR

V8 Ford de cilindrada total 5.796 c.c. (101,7 mm x 88 mm).

Potencia: 330 CV DIN a 5.600 r.p.m.

Par máximo: 52,5 Kgm. a 3.400 r.p.m.

CAMBIO

ZF posterior con 5 marchas sincronizadas y marcha atrás. Diferencial autoblocante.

SUSPENSION

A 4 ruedas independientes a triángulos regulable con muelles elicoidales y amortiguadores hidráulicos coaxiales. Barras estabilizadoras transversales.

FRENOS

A disco sobre las cuatro ruedas, con pinzas Girling y circuito de servofreno. Repartidor regulable.

RUEDAS

De aleación ligera, diámetro 15ª ancho D: 7” y P: 8”.

Neumáticos Michelin XVR; anterior: 184/70 y posterior: 215/70.

DIMENSIONES

Largo: 4.250 mm.

Ancho: 1.700 mm.

Alto: 1.100 mm.

Paso: 2.500 mm.

Vías: anterior: 1.450 mm. y posterior: 1.4570 mm.

Peso: 1.270 Kg.

PERFORMANCES

Velocidad máxima: a 6.000 r.p.m., 248 Km/h.

Aceleraciones: los 400 metros con salida parada: 14”2.

1.000 metros con salida parada: 25”7.

 

Fuente: FORMULA nº 71, Septiembre de 1972.

Texto: J. Pla.

NOTA: Las imágenes no correspnden con las de la publicación original.

Comentar este post