Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

PRUEBA: Dodge 3700 GT

Publicado en por tiempodeclasicos

3700-GT-1.jpg

VIRTUDES

  • Estética formidable.
  • Enorme confort.
  • Servodirección.
  • Bajo régimen de giro.

DEFECTOS

  • Precio y potencia elevados.
  • Desequilibrio en frenada a gran velocidad.
  • Salpicadero en imitación a madera.
  • Extraño sistema de la marcha a atrás

El Dodge 3.700, en sus dos versiones, viene a prolongar, por el extremo de los precios más altos, la gama de modelos de la actual producción nacional. Es, sin duda alguna, el coche más grande y más caro que se ha producido en España hasta la fecha. No hay que pensar mucho para darse cuenta de que el mercado de este modelo es muy restringido y no se trata, en manera alguna, de un modelo al alcance del gran público, que, por su elevado precio, sólo podrá acariciarlo. en sueños. No obstante, sí podemos asegurar que el número de ventas de estos vehículos será un claro y significativo índice del potencial económico de algunos españoles, pues es evidente que, en este caso más que nunca, la posesión de uno de estos automóviles es un "signo externo de riqueza".

3700 GT 4INSPECCIÓN A COCHE PARADO

Lógicamente, la primera sensación experimentada al enfrentarse al Dodge 3.700 GT es la de grandiosidad. La línea en general es típicamente americana, correspondiente a un sedán 4 puertas. En su parte trasera, hacia los bordes superiores de la carrocería, se insinúan unas formas angulosas que nos quieren recordar aquellas otras, a modo de derivas, que hicieron famosas los Cadillac. Desde luego, no es más que un ligero recuerdo. Para el amante de los vehículos de empaque, no cabe duda de que estamos frente al coche de sus sueños.

En la parte frontal nos encontramos con unos faros dobles cuyo pequeño diámetro no es acorde con la magnificencia del conjunto. Una vez en el interior, se confirma aún más aquella primera sensación de lujo que habíamos recibido. , Las cinco plazas para que está construido el vehículo disponen de una serie de ventajas apreciables. Las dos delanteras son butacas y las tres de atrás se sitúan sobre un amplio asiento corrido, en el que, cuando sólo vayan dos personas, se puede hacer aparecer un comodísimo reposabrazos escamoteable. La tapicería es en pana, con diversidad de colores. El acabado es muy bueno y no se ven puntos en los que aparezca descarnada la chapa, sin forro ni protección alguna. La climatización es formidable y se ha conseguido con la instalación de un equipo acondicionador de aire que, aunque haya contribuido notablemente a elevar el precio final, cumple perfectísimamente su cometido.

3700 GT 2Los asientos delanteros son reclinables, hasta llegar a encontrar el mismo nivel de los traseros, constituyendo entonces, dentro de las limitaciones, propias del caso, una cómoda cama. Sobre un panel de mandos o salpicadero construido en imitación a madera, se encuentran situados el cuentakilómetros, velocímetro, tacómetro, termómetro de agua, manómetro de aceite, amperímetro y el indicador del nivel de esencia. Un reloj eléctrico completa los instrumentos de este modelo.

La radio se encuentra en el centro del salpicadero, al alcance de cualquiera de los dos pasajeros de delante. El limpiaparabrisas dispone de dos velocidades, que satisfacen la necesidad de disponer de un parabrisas limpio en poco tiempo, por muy violenta que sea la lluvia que nos esté cayendo. Queremos indicar también que, como en la inmensa mayoría de los automóviles, el Dodge 3.700 GT posee seis ángulos de visibilidad nula. El mayor de todos, de doce grados, se sitúa hacia la parte trasera derecha y basta para ocultar completamente a nuestra mirada un 600 que se encuentre a treinta metros de distancia.

3700 GT 8RENDIMIENTO

Nos encontramos, como dijimos anteriormente, frente al típico vehículo americano. De régimen de giro bastante bajo, 4.800 r.p.m., su máxima potencia 165 CV SAE la consigue por medio de una cilindrada de 3.687 c.c., cifra a la que los españoles no estamos muy acostumbrados. El par motor es de 33 mKg a 2.400 revoluciones por minuto y su relación de compresión, como cabía esperar de un motor de origen americano, es extremadamente baja: 8,4:1, esto es, semejante a la de un Seat 850 Normal. Un árbol de levas lateral, con apoyo en cuatro cojinetes antifricción se encarga de abrir y cerrar a su debido tiempo las válvulas de los seis cilindros en línea que posee el motor. La carburación se efectúa por medio de un carburador doble cuerpo, que es capaz de mover a muy respetable velocidad los 1.897 kilos que pesa nuestro vehículo cuando va completamente cargado.

Sólo 6 mm. impiden al Dodge 3.700 GT alcanzar una longitud de 5 metros. La anchura total es de 1,88 m. y de alto tiene 1,395 m. La batalla o distancia entre ejes es de 2,819 m. y la vía oscila de 1,432 m. en el eje delantero a 1,483 metros en el trasero. El vehículo es relativamente bajo, pues sólo se encuentra a 22,1 cm. por encima del suelo.

3700 GT 6VELOCIDADES

La palanca de selección de velocidades es muy corta y hay que cogerla de una forma ligeramente incómoda al seleccionar las marchas hacia adelante. Esto es consecuencia del extraño sistema de introducción de la marcha atrás, sistema que, a nuestro parecer, debiera haberse evitado. La velocidad máxima anunciada por el fabricante para este vehículo es de 176,6 Km/h. Nosotros no hemos conseguido pasarle de 168 Km/h. reales, por lo que deducimos, a la vista de lo que entonces marcaba el velocímetro, que existe un error en éste de un diez por ciento, aproximadamente.

No obstante, consideramos que la velocidad de crucero más apropiada para este vehículo se puede establecer entre 130 y 140 Km/h. El grupo que monta el Dodge 3.700 GT es un 3.23/1 que, teóricamente, hace corresponder por cada 1.000 r.p.m. del motor unas velocidades lineales de 12 Km/h. en 1ª; 19,3 Km/h. en 2ª; 26,3 Km/h. en 3ª; y 37,2 Km/h. en 4ª. Esto es, las relaciones de desmultiplicación son, respectivamente, 3,09, 1,92, 1,40, 1 y 3 en la marcha atrás. De este modo, hemos conseguido los l00 Km/h. con cinco personas a bordo y salida parada en 14,8 segundos y el kilómetro con salida parada en 36 segundos. Con este grupo se pueden superar pendientes del 47,2 % en 1ª; 28,2 % en 2ª; 20,8 % en 3ª, y 14 % en 4ª.

3700 GT 5TRANSMISIÓN

La transmisión está constituida por un tubo de acero especial que lleva acoplado en su parte delantera una junta universal del tipo cruceta y agujas. El embrague es monodisco en seco. La superficie de fricción del mismo es de 510 centímetros cúbicos, teniendo el disco 6 mm. de espesor, con resortes amortiguadores de torsión. Todas las velocidades son sincronizadas. La versión del 3.700 sólo posee tres marchas hacia adelante, no estando sincronizada la primera. El pedal del embrague, como el resto de los pedales, es de gran amplitud y no es necesario precisar mucho en su búsqueda con el pie izquierdo. Dadas las características generales de este modelo de automóvil, podría crearse una versión con cambio automático.

SUSPENSIÓN

La suspensión delantera es mediante barras de torsión independientes con amortiguadores hidráulicos telescópicos de doble efecto. Está presente, como no, la barra estabilizadora. La suspensión trasera es de eje rígido con ballestas semielípticas asimétricas y amortiguadores hidráulicos telescópicos, también de doble efecto. El comportamiento del sistema de amortiguación y suspensión del vehículo no desdice de la tónica general de comodidad y lujo que emana desde el más pequeño rincón del vehículo.

DIRECCIÓN

Quizá sea éste el punto más llamativo o que causa mayor extrañeza en todos los dispositivos del Dodge 3.700 GT. Parece mentira que se pueda mover con tanta facilidad el volante de una mole de 1.412 Kg. de peso en vacío, peso que nos recuerda el ruido producido por las ruedas al moverse sobre ell asfalto, a impulsos del volante. Sin embargo, es cierto y hasta un niño pequeño podría hacerlo, por difícil que parezca. Y esto estando parado, porque en marcha, la suavidad es, si cabe, aún mayor. Esta enorme facilidad de manejo de la dirección, de otro modo la maniobra de aparcamiento del vehículo sólo podrían realizarla los físicamente superdotados, se consigue con servoasistencia.

Es una servodirección que posee una relación de desmultiplicación de 15,7:1. En total, el número de vueltas que da el volante para llevar las ruedas de una posición extrema a la otra es de 4. El diámetro de giro entre bordillos es de 11,82 metros.

3700 GT 7

FRENOS

Los frenos delanteros son de disco de 278 mm. de diámetro, autoventilados, mientras que los traseros son de tambor con zapatas autorregulables. Ambos sistemas son completamente independientes, pues poseen, cada uno de ellos, una canalización individual para el accionamiento hidráulico, sistema que es común a ambos. La acción del freno es progresiva y el efecto del servo de que va asistido no se hace patente hasta que no se aprieta el pedal un poco más. Se ha conseguido, eso sí , evitar aquella desagradabilísima y peligrosísima aparición en tromba de los efectos del servofreno. En el Dodge 3.700 GT el servo funciona con gran elasticidad y suavidad cumpliendo perfectamente su misión.

A diferentes velocidades, hemos medido las distancias de frenada, obteniendo los siguientes resultados: A 50 Km/h. hemos parado en 8 metros. A 80 Km/h., en 22,5 m. A 100 kilómetros hora, en 31,8, y a 120, en 47,2 metros. Como se ve, la detención se logra en, aproximadamente, un tercio de la distancia reglamentada en el Código de la Circulación. No obstante, hemos de advertir que, por encima de los 100 kilómetros/hora, puede resultar muy peligroso solicitar de manera brusca los servicios del servofreno, pues el coche, girando sobre su lado izquierdo, se atraviesa completamente en la calzada.

ESTABILIDAD

Las llantas de que va equipado el Dodge 3.700 GT poseen cinco radios en chapa estampada y van provistas de "humps" de seguridad. Traducido literalmente, esto significa "jorobas" de seguridad. Se trata en realidad de un artilugio o dispositivo que sirve para evitar la salida del neumático de la llanta. Los neumáticos son, por tanto, sin cámara, de medidas 185 SR X 14", ofreciendo pues una sección muy generosa. Todo ello ayuda a corregir y controlar cualquier posible derrape, pues el vehículo, aunque muy ligeramente y debido quizás a la enorme acumulación de peso, por la colocación del motor en la parte delantera, es subvirador.

A esta eficaz corrección de derrapes colabora, de forma muy apreciable, la enorme facilidad de manejo de la dirección y el hecho de que, en la misma, las holguras brillen por su ausencia. El comportamiento del vehículo en curvas muy cerradas es todo lo aparatoso que cabía esperar de un coche de cinco metros de longitud y casi mil quinientos kilos de peso. La sensibilidad al viento es muy baja, si no inapreciable, precisamente por esa superabundancia de dimensiones y porque el centro de gravedad del vehículo, dada la poca elevación de éste sobre el suelo, se encuentra relativamente bajo.

3700 GT 3CONSUMO

El depósito de gasolina tiene una capacidad de sesenta y ocho litros. Como el consumo que hemos establecido en carretera ha sido de 16 litro por cada 100 kilómetros, esto confiere al 3.700 GT una autonomía de unos 400 kilómetros. La determinación del consumo en capital ha resultado ser todo lo crítica que acostumbra. De cualquier modo, podemos asegurar que raramente bajará de los veinticinco litros cada 100 kilómetros. Esta cifra puede, lógicamente, adquirir valores insospechados a nada que la circulación adquiera gran densidad.

COSTO POR KILÓMETRO

Continuando con el habitual sistema de incluir todos los gastos de seguro, combustible, entretenimiento, etc., durante los primeros diez mil kilómetros, equivalentes a un período de un año, obtenemos un costo de unas 16 pesetas por kilómetro, valor al que sólo debe darse un valor orientativo, pues no debemos olvidar la multitud de circunstancias que condicionan todos estos cálculos.

 

Fuente: VOLANTE Nº 35.

 

NOTA: Las imágenes no corresponden con las de la publicación original.

DOSSIER: Los turismos Dodge fabricados en España

Comentar este post