Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

PRUEBA: Mercedes 250 S (W108)

Publicado en por tiempodeclasicos

250-S-2-copia-1.jpg

VIRTUDES

  • Optima disponibilidad de espacio.
  • Buen acabado, exterior e interior.
  • Línea todavía agradable.
  • Buenas prestaciones.

DEFECTOS

  • Poca estabilidad sobre mojado.
  • Acción brusca del servofreno.
  • Mejorable maniobrabilidad del cambio.
  • Visibilidad de maniobra no excepcional.

La fábrica de Stuttgart, de toda su famosa serie «250» —recientemente sustituida por la serie «280»— sólo produce ahora el «250 S», que viene a ser el coche intermedio entre los modelos «200» y los «280». Es, por lo tanto, un automóvil de tono ciertamente elevado, cómodo en lo que se refiere al espacio para los pasajeros y de precio no exagerado considerando, naturalmente, su clase. No obstante, debe tenerse en cuenta que actualmente, con la fabricación de los tipos «280», la diferencia de precio es muy poca (alrededor de 6.000 pesetas), lo que significa que tampoco se diferencia mucho el coche. Por lo tanto, creemos que el «250 S» continuará vendiéndose.

Nosotros hemos probado el tipo alimentado por carburadores que, indudablemente, tiene la ventaja de ofrecer mayor simplicidad en las operaciones de puesta a punto y de regulación.

250-S-6.JPG

EXTERIOR

Es un automóvil imponente y elegante. La escuela estilística de la fábrica de Stuttgart ha conseguido fundir, armoniosamente, elementos clásicos — como el característico frontal que mantiene el “concepto” del radiador — con otros más modernos inspirados en sabios precedentes de escuela norteamericana.

El resultado ha sido llegar a un coche que, aun siendo de notables dimensiones, se caracteriza por el equilibrio de las masas; y a tal equilibrio se acompaña una severa armonía de líneas que confiere a este coche una clase inconfundible.

Por todas estas cualidades, el “250 S” puede considerarse como un automóvil de gran belleza para familia, que mantiene plenamente su validez todavía hoy. a distancia de varios años de su nacimiento.

250-S-1-copia-1.jpg

INTERIOR

La disponibilidad de espacio para las personas, ya sea en sentido transversal como longitudinal, es francamente buena. Muy notables son igualmente las posibilidades de carga, gracias a la amplia y muy aprovechable capacidad del baúl de equipaje. La posición del conductor al volante del “250 S” es de tipo meramente turístico, aun cuando — en nuestra opinión— las notables dimensiones del volante dan una cierta sensación de pesadez.

Los mandos tienen todos una buena disposición, siendo cómodos y fácilmente utilizables; pero es necesario un cierto período de tiempo para acostumbrarse a usar con desenvoltura la pequeña palanca que, además del indicador de dirección, acciona el limpiaparabrisas y el cambio de las luces mediante un interruptor situado en el tablier.

La instrumentación está en lugar bien visible, a pesar de que su diseño es un poco anticuado y la dotación, bajo algunos aspectos, no está del todo a la altura de la clase del coche.

El acabado puede considerarse que alcanza un buen nivel; es decir, ciertamente superior a la media, aunque algunos detalles revelan la circunstancia de la construcción en serie del coche. No obstante, aun teniendo en cuenta el precio, podemos considerarlo bueno.

La dotación de los accesorios queda completada con varios detalles excepcionalmente bien cuidados por lo tanto es completa la dotación.

La visibilidad resulta buena para las personas de estatura alta, pero no lo es tanto para los conductores de baja estatura, sobre todo la visibilidad de maniobra.

La estanquidad es igualmente buena. En las pruebas del túnel del lavado sólo hemos observado leves infiltraciones a través de los deflectores de las puertas delanteras.

250-S-5.jpg

LA TECNICA

El esquema de la mecánica en este coche es el clásico de la Mercedes Benz; es decir, motor delantero de 6 cilindros en línea de 2496 cc, alimentado por 2 carburadores Zertith, invertidos; desarrolla una potencia de 146 CV (SAE) a 5600 rev/minuto con un par máximo de 21,7 kgm (SAE) a 4200 rev/minuto.

El cambio es de 4 marchas, todas sincronizadas, con mando al volante, o bien con palanca central, a petición del cliente. También opcionalmente se puede obtener un cambio automático Daimler Benz de 4 marchas.

El diferencial es de tipo hipoide. Los frenos son de disco en las 4 ruedas, con servofreno a depresión. La suspensión es a ruedas independientes en el tren delantero, con trapecios, muelles helicoidales, elementos auxiliares de goma y amortiguadores telescópicos. El tren posterior es a semiejes oscilantes con articulación única, con 2 brazos longitudinales de empuje, muelles helicoidales y amortiguadores hidráulicos telescópicos, también con elementos auxiliares de goma.

La caja de la dirección es de tipo a circulación de bolas con estabilizador hidráulico telescópico, pudiendo obtenerla, a petición, con dispositivo de servomando.

COMPORTAMIENTO EN CARRETERA

La velocidad máxima que el constructor declara es de 180 km/hora. Durante las pruebas a que nosotros lo hemos sometido, el “250 S” alcanzó una velocidad algo inferior; es decir, unos 176,982 km/hora. Pero aun así, teniendo en cuenta la clase y las dimensiones del coche, hay que considerar que es bastante buena.

La aceleración ha registrado un tiempo de 34,4 segundos, condición que ha de considerarse como buena teniendo presente el hecho de que este coche no tiene pretensiones deportivas.

El reprise, partiendo de los 30 km/hora en la marcha cuarta, ha dado un tiempo de 40,2 segundos, valor indudablemente no excepcional; pero señalaremos que la marcha es francamente suave y progresiva.

En la prueba de marcha en subida, la media en conjunto ha sido de 75 km/hora. El comportamiento es, por lo tanto, positivo, especialmente si se tienen en cuenta las dimensiones del coche.

También el consumo, por los mismos motivos, podemos considerarlo bueno: a 100 km/hora se recorren 8 km con un litro de gasolina, a 140 km/hora se recorren 6,4 km y a 160 se recorren 5,1 km con un litro.

La estabilidad de marcha requiere acostumbrarse un poco a este coche y hemos de significar que está en función de las características y condiciones del firme de la carretera: con fondo seco el coche tiene, generalmente, al subviraje (a “cerrar” la curva), tal vez debido a que tiene una servodirección excesiva: requiere, por tanto, una conducción suave, sin brusquedades, lo que significa conducción de tipo turístico. Sobre firme de carretera mojado, por el contrario, la estabilidad de marcha no es tan buena, por lo que hay que prestarle mucha más atención.

En conjunto la marcha del “250 S” es confortable: pero sobre firme de carretera irregular no tiene las características de suavidad que esperábamos encontrar al volante de un coche de esta categoría; además, los asientos son quizá demasiado duros.

La dirección (el coche probado por nosotros estaba dotado de servomando) es suave incluso en las maniobras; es bastante rápido, pero se notan vibraciones al volante, a pesar de la aplicación de un dispositivo hidráulico telescópico que lleva.

La acción de los frenos es buena, pero tiene el defecto de que el servomando es demasiado rápido; por lo tanto, es necesario dosificar cuidadosamente la presión del pie en el pedal para evitar frenazos demasiado violentos.

El motor tiene suficiente potencia, pero no resulta excepcionalmente elástico. Es bastante ruidoso a velocidades altas. El embrague, que requiere para su acción un esfuerzo de 15 kg, tiene una carrera demasiado larga en el pedal, pero en conjunto resulta eficiente y progresivo.

El cambio de marchas es cómodo en cuanto a la posición, pero no lo es tanto respecto a la facilidad de maniobra. La sincronización también podría ser mejor.

PRINCIPALES CARACTERISTICAS TECNICAS FACILITADAS POR EL FABRICANTE

MOTOR:

6 cilindros en línea - Diámetro-Carrera, 82 x 78.8 mm - Cilindrada, 2496 cc – Relación de compresión. 9:1 - Potencia máx. 130 CV (DIN) a 5400 rey/mm; 146 CV (SAE) a 5600 revoluciones por minuto - Par máx. 19,8 kgm (DIN) a 4000 rev/m; 21,7 kgm (SAE) a 4200 revoluciones por minuto - Potencia específica 52 CV/litro (DIN): 58,5 CV/litro (SAE) . Válvulas en cabeza - Árbol de levas en cabeza (cadena) - Lubrificación forzada, filtro de aceite bajo presión - Intercambiador de calor aceite-agua. Capacidad del cárter, 6 litros - Dos carburadores doble cuerpo invertidos - Filtro de aire a seco - Bomba de carburante, mecánica - Instalación eléctrica de 12 V, alternador de 490 W, batería de 44 Ah - Refrigeración por agua a circulación forzada - Capacidad del circuito 11.4 litros.

TRANSMISION:

Motor delantero, Tracción posterior - Embrague monodisco a seco - Cambio da cuatro marchas, todas sincronizadas – Palanca de cambio al volante - A petición, cambio automático DB, convertidor hidráulico de par, con caja de engranajes planetarios de 4 piñones. Palanca selectora al volante - Par cónico hipoide - Relación al puente, 3,92:1 (12/47) - Neumáticos de 185-14.

ESTRUCTURA GENERAL:

Berlina 5-6 plazas, cuatro puertas - Carrocería portante, bastidor auxiliar delantero - Tren anterior a ruedas independientes, trapecios, muelles helicoidales, elementos auxiliares en goma, barra estabilizadora - Tren posterior a semiejes oscilantes de articulación única, brazos longitudinales de empuje, muelles helicoidales y elementos auxiliares en goma - Amortiguadores hidráulicos telescópicos delante y detrás - Frenos hidráulicos a pedal (doble circuito), de disco, en las 4 ruedas, con servofreno a depresión - Freno de mano a las ruedas posteriores - Dirección por circulación de bolas - Estabilizador hidráulico telescópico de giro - A petición servodirección - Capacidad del depósito gasolina 82 litros (reserva, 12 litros ).

DIMENSIONES Y PESO:

Paso 2,75 m – Ancho vías: delantera 1,48 m - Largo 4,90 m – Ancho 1,81 m - Alto 1,44 m - Altura mínima desde el suelo 14,5 cm - Diámetro de giro 11,7 m – Peso en vacío 1440 kg.

 

Fuente: CUATRORUEDAS Nº 52, Abril de 1968.

NOTA: Las imágenes no corresponden con las de la publicación original.

Comentar este post