Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

PRUEBA: Renault 12 S

Publicado en por tiempodeclasicos

12-S-5.jpg

VIRTUDES

  • Buena capacidad de aceleración.
  • Extraordinario confort.
  • Gran estabilidad.
  • Motor muy silencioso.

DEFECTOS

  • Muy desarrollada la cuarta relación de marchas.
  • Mando del limpiaparabrisas mal colocado.
  • Fallos iniciales de carburación.

Ha sido presentado recientemente en Sevilla la nueva versión mejorada del R-12, que se ha bautizado con el apellido S, probablemente para indicar que se trata de una versión algo más sport que la versión normal. El nuevo vehículo tiene sin duda unas brillantes prestaciones en cuanto a capacidad de aceleración, como consecuencia del notable aumento de potencia que proporcionan los cambios realizados en el motor.

Su precio, sin embargo, no resulta muy elevado, pues con 138.200 pesetas, que es la cifra que se ha establecido definitivamente, no queda muy alejado del modelo base que, dicho sea de paso, ha sufrido también una rebaja de 5.000 pesetas, quedando su precio establecido pues en 124.900 pesetas.

12-S-6.jpg

INSPECCIÓN A COCHE PARADO

Las líneas generales son las mismas que las del modelo normal, variando únicamente en lo que respecta a su parte frontal, que viene equipada con una nueva calandra de diseño exclusivamente nacional y en la que destaca inmediatamente el doble juego de faros. Este equipa, además del equipo normal, un equipo de largo alcance, que puede ser utilizado cuando se ponen las luces de carretera ordinarias. Cuando éstas vuelven a pasar a la posición de cruce, quedan apagados automáticamente los faros de largo alcance auxiliares. El sistema se acopla pues a las nuevas disposiciones en materia de iluminación que se ha visto incorporar el Código.

En cuanto a los ángulos muertos en la visibilidad, no hay variaciones con el modelo de partida y continúan existiendo esos dos desagradables puntos oscuros de la trasera. Se nos olvidaba añadir que en materia de iluminación se ha añadido otro aparejo, el faro de marcha atrás, muy útil cuando ha de efectuarse esta maniobra en sitios donde no hay la menor luz. Los sillones son de notable confort y la tapicería es de paño aterciopelado, de gran suavidad y muy agradable al tacto. Los asientos tienen una forma ligeramente anatómica. Como en el caso de la versión normal, los asientos son regulabas en altura, aunque el mando con que se consigue este desplazamiento se encuentre en un lugar prácticamente inaccesible.

12-S-2.jpg

La estanqueidad de la cabina, tanto al agua y el viento como a los ruidos es muy notable, y la marcha se realiza muy silenciosamente. El portamaletas se encuentra situado atrás, sin variaciones sobre el R-12 normal, y permite introducir en él, hasta ocho bolsas de viaje de diferentes tamaños, algunas semejantes a maletas clásicas. El suelo está constituido por una sustancia a base de goma, el volante se encuentra forrado de un producto sintético en imitación a cuero, que hace muy agradable su tacto. Una sustancia de este tipo es la que recubre el salpicadero, en color negro, lográndose con ello un enorme poder antirreflectante. Bajo el salpicadero existe una bandeja para depositar objetos, aunque está situada muy por delante, a la altura de la media pierna del conductor. En el cuadro de mandos nos encontramos entre otros con el mando de la calefacción, mando regulador en altura de los faros, cuentakilómetros, velocímetro, tacómetro o cuentarrevoluciones y el antiguamente llamado patatómetro o contador de hectómetros.

Además de estos dispositivos, se encuentran un termómetro de la temperatura del agua, indicador del nivel de la gasolina, aunque no tiene luz de reserva, voltímetro y todos los consabidos indicadores luminosos de intermitencias, luces de carretera, presión de aceite, freno de mano, etc. La dirección tiene acoplado el típico sistema antirrobo, bloqueante de la misma, con que vienen equipados todos los Renault. En el volante se encuentra el mando del limpiaparabrisas, que resulta muy incómodo, pues es muy fácil ponerlo en marcha involuntariamente. En el asiento trasero nos encontramos con un reposabrazos escamoteable, para los casos en que en dicho asiento quieran ir tres personas.

12-S-3.jpg

CARACTERISTICAS DEL MOTOR

Las variaciones que ha sufrido el motor del nuevo 12-S con respecto a la versión normal, son muy notables. Se ha dotado a dicho motor de un árbol de levas más rápido que el normal, que tiene el defecto de dar ligeros tirones a bajo régimen. Frente a los 57 CV DIN que daba la versión "tranquila" del R-12, la versión S dispone de 68 CV DIN a 5.900 r.p.m. frente a los 5.300 revoluciones por minuto. de la versión antigua. Se ha elevado pues el régimen en 600 r.p.m. El régimen aconsejable según la fábrica, como puede desprenderse de la zona marcada en amarillo en el tacómetro, se encuentra bastante por debajo de la zona apropiada para obtener las máximas prestaciones del motor.

El par máximo se ha elevado también en 0,2 mkg a un régimen de 4.000 r.p:m. mientras que en la versión normal el par se quedaba en 9,8 mkq a 3.500 r.p.m. La potencia fiscal es de10 CV por lo que los propietarios de este vehículo deben efectuar declaración sobre la renta y además pagar anualmente el impuesto sobre tenencia y disfrute de automóviles.

En cuanto a la carburación, hemos podido apreciar que estos primeros modelos tenían bastantes fallos. Dichas irregularidades se notaban tanto al apretar el acelerador como al soltarlo repentinamente, pareciendo como si el motor del vehículo se parara. El combustible se suministra a los cilindros por medio de un carburador doble cuerpo Weber 32 DRC, con apertura diferenciada por mando mecánico en ambos cuerpos. Sólo resta añadir en este apartado que el vehículo dispone de un alternador como base de todo su equipo eléctrico.

VELOCIDADES

Ya hemos indicado anteriormente que las prestaciones en cuanto a aceleración eran muy brillantes. Prueba de ello son los 35,1 segundos que hemos obtenido en la prueba del kilómetro con salida parada. El tiempo que se registró en la misma prueba al pasar por los cuatrocientos metros fue de 19,1 segundos. No obstante, donde la cosa no empieza a estar tan bien es en la parte referente a velocidad punta. Se supone que el vehículo debería alcanzar fácilmente los 150 kilómetros por hora e incluso superarlos, a pesar de ello, resulta extraordinariamente difícil llegar a esa cifra y sólo en condiciones muy favorables, con suficiente lanzamiento, viento a favor y aprovechando alguna bajada, se llegan a obtener.

Ya explicaremos posteriormente a qué se debe esta deficiente capacidad en velocidad punta. La velocidad de crucero para la nueva versión del Renault 12 puede cifrarse muy bien en los 130 kilómetros por hora. las velocidades del vehículo se seleccionan con facilidad y la palanca se encuentra bien situada.

TRANSMISIÓN

Las relaciones y desarrollos del nuevo 12 S son las mismas que las que tenía el modelo base. Es precisamente en esta circunstancia donde reside el inconveniente o la dificultad que origina esa deficiente velocidad punta. Nos explicaremos. Al elevar el régimen a que el motor facilita su potencia máxima, manteniendo los mismos desarrollos que se habían establecido con el motor más tranquilo, el vehículo tarda lógicamente mucho más en alcanzar su velocidad máxima. Este problema quedará aún más agudizado para el usuario normal, que tratará de respetar las zonas de "prudencia" que se han establecido en el cuentarrevoluciones. Dichas zonas, curiosamente, quedan bastante por debajo, como ya advertimos, del régimen de máxima potencia del motor. Las cuatro marchas hacia delante están sincronizadas. El embrague actúa progresivamente.

12-S-1.jpg

SUSPENSIÓN

El sistema base es el mismo que se utilizaba en el modelo normal. Sin embargo, nada más acercarse al vehículo se nota que la carrocería no apunta tanto hacia adelante como ocurría anteriormente, en que la parte trasera se encontraba notablemente más levantada que la delantera. Ha debido haber lógicamente algún cambio en la suspensión, pues en la propia marcha se nota claramente un aumento del confort muy apreciable. Pensamos que la culpa de todas estas mejoras debe radicar probablemente en la utilización de unos amortiguadores algo más duros que los que se incorporaban antes. Este detalle puede haber sido complementado con unos muelles algo más blandos que en la versión normal. El resultado final es, desde luego, notablemente mejor.

DIRECCIÓN

Nada que reseñar en cuanto a los cambios de la dirección que continúa siendo la misma que utilizaba el antiguo R-12, esto es a base de cremallera. Este sistema, como ustedes no ignoran, tiene las mayores ventajas en cuanto a la falta de holguras y sus mayores inconvenientes surgen precisamente por esa gran sensibilidad, que es la culpable de que todo el conjunto transmita las menores irregularidades del terreno.

El volante del R-12 S, al igual que el de la versión normal, necesita de 3,25 vueltas para llevar las ruedas de estar giradas completamente a un lado a es. tar giradas completamente al lado contrario. La barra de dirección incorpora junta cardan, lo que facilita la fractura de la misma en caso de choque frontal.

FRENOS

Además de los frenos de disco delanteros y los de tambor traseros, similares en todas sus dimensiones a los de la versión normal del Renault 12, el nuevo S va dotado de un servofreno que hace notar su presencia a la hora de utilizarlo. La frenada es progresiva y sin brusquedades de ningún tipo. Creemos que sus prestaciones son suficientes para detener el vehículo en la situación más apurada.

ESTABILIDAD

Como cualquier todo delante, la estabilidad en curvas es muy notable. En el R-12 S queda aún más acentuada dicha estabilidad por su nuevo tarado en la suspensión y sobre el que ya hablamos anteriormente. Con ello se ha conseguido que el balanceo lateral en las curvas sea prácticamente inapreciable, como en el modelo normal, contribuyen notablemente a esta ausencia de desplazamientos laterales, las barras estabilizadoras, de que va equipado.

El coche es muy poco sensible al viento, pues aunque de gran tamaño, resulta muy beneficiado por su condición de tratarse de un todo-delante. En cuanto a su línea aerodinámica, es muy notable, aunque resulte ligeramente perjudicada por el ligero levantamiento de la carrocería del vehículo en su parte trasera. Los neumáticos van montados sobre nuevas llantas de características deportivas, que son las mismas que equipa el Gordini francés.

12-S-4.jpg

CONSUMO

No ha experimentado un aumento muy notable el consumo del vehículo como cabe esperar o suponer siempre que a un modelo se le dota de mayores prestaciones. El origen de ello estribará probablemente en la tranquila y reposada cuarta velocidad, que con su desarrollo reduce notablemente la sed de combustible de los cuatro cilindros. Realizando la prueba de consumo de acuerdo con las normas internacionalmente reconocidas de un sesenta por ciento en carretera y un cuarenta por ciento en capital, como partes integrantes del recorrido de prueba, hemos establecido una cifra de 9,8 litros. Consumo que puede alcanzar, constantemente advertimos a todos ustedes valores insospechados si el recorrido se realizara íntegramente por capital. En carretera el consumo puede cifrarse en unos nueve litros.

 

Fuente: VOLANTE Nº40.

Comentar este post