Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

REPORTAJE: Unipower GT

Publicado en por tiempodeclasicos

GT 2

El Unipower nació de una idea de Andrew Hedges, excelente piloto de la British Motor Corporation y uno de los mejores especialistas del periodismo de carreras. Hedges había pilotado en las 24 horas de Spa-Francorchamps un Mini y a pesar de montar un desarrollo adecuado, el coche no pasaba de 200 kilómetros por hora, por la barrera aereodinámica que tenía delante, al ser su carrocería de formas muy cuadradas. De vuelta a Inglaterra, concibió la idea de crear, con el consabido motor BMC, un prototipo aerodinámico de competición que llevase nuevas soluciones.

GT 1

El citado coche apareció en el Racing Car Show, salón donde son presentados la casi totalidad de coches ingleses de artesanía. La carrocería era muy baja y aerodinámica, con dos asientos, mientras que el chasis era tubular pero muy bien realizado, sobre todo en lo que concierne a soldaduras. El motor tenía la particularidad de estar colocado en posición transversal y totalmente central, es decir, en mitad de los dos ejes. Los frenos de disco delanteros (detrás tambor), llantas y demás accesorios, provenían del popular Mini, por lo que el coche no salía excesivamente caro, sobre todo cuando existía la posibilidad de poder ser suministrado como Kit, es decir, podía el propietario montarlo por sí mismo.

La primera vez que vimos un Unipower fue en los 1.000 kilómetros de París de 1966, conducido por un aristócrata polaco, el conde Adán Potocki. El Unipower original había sido muy transformado, pues llevaba un motor con cilindrada 1.340 c.c., preparado por la firma inglesa Broadspeed Engineering, Ltd., con un carburador Weber 46 IDA vertical de doble cuerpo, siendo su potencia de más de 125 CV a 8.200 r.p.m.

GT-5.jpg

El coche hizo sensación dentro de los de pequeña cilindrada, sobre todo en las curvas de La Ferme y en la célebre Cuvette de Coard, pero la transmisión no resistió el exceso de potencia del motor y además los neumáticos de 10 pulgadas se gastaban excesivamente. A partir de aquel momento, el coche proliferó de gran forma, principalmente en Inglaterra, pero también en Suiza, Francia, Estados Unidos y España. Como la versión del Unipower de serie se vende con gran cantidad de extras y accesorios en los que los ingleses son los reyes del mercado, la clientela joven pronto se inclinó por él.

El segundo paso fue bastante más importante. No contento Andrew Hedges con el pequeño motor 1300 del Mini, los siguientes Unipower salieron al mercado con una unidad motriz mucho más potente, la misma que equipa en serie al Ford Cortina GT 1500. Con más de 80 CV en serie, que fácilmente llegaban a los 145 en las versiones modificadas con dobles carburadores Weber, los adeptos del coche fueron mucho mayores, mereciendo por este detalle su inclusión entre los participantes de las 24 horas de Le Mans.

GT-4.jpg

Lo que fue un proyecto de Hedges, ya se convierte en realidad en la famosa prueba francesa. El banco de la competición es, sin embargo, muy rudo, sobre todo para las pequeñas marcas y el Unipower se encuentra con dos serios defectos. En primer lugar, sus llantas de 10 pulgadas, lo que le obligan a no disponer de una velocidad punta muy elevada, y en segundo lugar, un gran defecto del tren delantero que tiende a despegar del suelo a alta velocidad (230 Km/hora). Este segundo defecto fue corregido con la inclusión de dos «flipers» delanteros, a costa de perder más de 15 kilómetros en velocidad punta, pero el consumo de neumáticos era aterrador y el Unipower perdió toda probabilidad de ganar el índice energético al tener que cambiar de ruedas cada cuatro horas con la consiguiente pérdida de tiempo en los boxes.

GT 3

La época del Unipower llega, sin embargo, a su fin. De una parte, tanto los motores Cortina como BMC son de diseño muy antiguo, con el bloque en hierro fundido, árbol de levas central y culatas nada extraordinarias. Por otro lado, la línea no ha evolucionado en absoluto, tan polo pequeños detalles han ido cediendo el paso a otras innovaciones y el gran público se cansa, máxime cuando la clientela de estos coches de artesanía es muy especial y sobre todo muy escasa en el continente europeo. En Inglaterra, país del snobismo, de la tradición de los coches de sport y sobre todo de las mil y una formas, el Unipower sigue teniendo sus adeptos. En Estados Unidos y en el continente, este producto típico de las Islas, está superado por completo, pero su creador, Andrew Hedges, supo demostrar a los demás, y sobre todo a sí mismo, que de un Cooper se podía derivar una pequeña berlineta concebida con buen gusto y con soluciones técnicas de vanguardia. Con este fin, el Unipower fue concebido y a fe nuestra que no ha decepcionado.

 

Fuente: VOLANTE Nº25.

Comentar este post

utiles automocion 02/20/2015 09:29

Enhorabuena, me ha gustado mucho este post, gracias