Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

PRUEBA: Seat 124 Sport Coupé 1600

Publicado en por tiempodeclasicos

124-Sport-Coupe-1600-7.jpg

VIRTUDES

  • Excelentes performances.
  • Línea elegante y deportiva.
  • Motor de técnica avanzada.
  • Cambio de marchas agradable.

DEFECTOS

  • Precio alto.
  • Dirección imprecisa.
  • Rueda de repuesto mal ubicada.
  • Estabilidad perceptible.

Con el 124 Sport Coupé, SEAT entra ya en la fabricación de los coches de lujo y en sus extrapolaciones deportivas. En España, al nacer nuestra industria automovilística, se pensó tan sólo en solucionar el acuciante problema de la locomoción nacional, que privada de los suficientes recursos para importar vehículos del extranjero se vio obligada, como toda industria incipiente, a empezar por los coches populares, y durante mucho tiempo los coches de lujo y los deportivos estuvieron tan sólo en las mentes de los soñadores. Hoy en día, pasadas ya las épocas de estrecheces y con una gama de modelos en el mercado suficiente como para que el cliente tenga que dudar antes de la adquisición de su vehículo, SEAT, tras lanzar el 1430 corno coche familiar lujoso, decidió fabricar el 124 Sport Coupé 1.600.

124-Sport-Coupe-1600-6.jpg

INSPECCIÓN A COCHE PARADO

Lo primero que vemos y nos agrada del 124 Sport es su línea. Hasta ahora la línea de los coches españoles estaba de acuerdo con sus fines, maleteros, precio, etc. Las líneas del 124 Sport son elegantes, clásicas diríamos; en ellas se ha conjugado el sentido del buen gusto con una elegancia deportiva que acrecenta su cola truncada, que le da un aire deportivo que su potente motor se encarga de resaltar. El frontal, del último modelo FIAT de coupés, el 1.600, es muy estilizado y sus dobles faros se encargan de acotar un radiador en paneles de abeja. En la parte trasera es de resaltar también la adopción de los más modernos pilotos que, aparte de ser muy visibles, son de una gran estética. En el interior encontramos los asientos del estilo de 1.430 con un dispositivo para balancear los delanteros que facilita la entrada a los asientos posteriores. Los apoyabrazos son muy cómodos, y el conjunto tapicería-guarnecido es sobrio y elegante. Una mejora introducida en este coche, único en la gama SEAT, es el anti-robo, montado en serie; lo que echamos en falta en un coche de esta categoría es la radio. En cuanto al precio es lógicamente alto, ya que sólo pueden fabricarse unos 3.000 coches al año. Sin embargo, durante el primer mes se compraron unos 370 de estos nuevos coupés SEAT.

124-Sport-Coupe-1600-5.jpg

RENDIMIENTO

El motor del 124 Sport es una verdadera joya de la técnica que supera las más avanzadas mecánicas que hasta ahora hemos podido admirar en España. Con 1.608 c.c., este motor desarrolla 110 CV DIN a 6.400 r.p.m., correspondiéndole una potencia fiscal de 11 CV. La distribución se efectúa por dos árboles de levas situados en cabeza y accionados mediante una correa dentada mandada por el cigüeñal. La carburación se efectúa por medio de dos carburadores doble cuerpo Weber 40. El encendido es de marca Marelli. El motor sube de vueltas con tan gran facilidad, que para el conductor no acostumbrado le parecerá asombroso, por ejemplo, llevarlo a sólo 2.000 r.p.m. y salir lanzado, ya que dada la potencia de! motor apenas se acerca a su par máximo rinde como es debido. El motor es de una gran simplicidad, pero algunas de las piezas con que viene equipado el coche no las haría más precisas un relojero suizo.

124-Sport-Coupe-1600-2.jpg

VELOCIDADES

Efectivamente, tal como todo el mundo dice, el coche es veloz, hasta " demasiado" rápido para aquellos conductores que no tengan suficiente experiencia. Un coche que en poco más de 31" se puede poner a 170 Km/hora produce un respeto difícil de disimular. Las cifras hablan por sí solas: los 400 metros los recorre en 16,7" y el kilómetro salida parada lo realiza en 31". La velocidad máxima del vehículo rebasa los180 Km/hora. La reprise en 4ª es me jor que en 5ª, y aunque lo ortodoxo es hacer las pruebas de aceleración en la marcha más larga del vehículo, no lo es el conducir un coche de 110 CV a 40 Km/hora en 5ª velocidad. En montaña el placer de la conducción del 124 Sport se acrecienta si cabe, pues usando correctamente la excelente caja de cambios de cinco marchas, se logran (gracias a las buenas aceleraciones en las intermediarias) unos promedios realmente altos. En fin, es éste el primer coche español que por su elevada velocidad punta necesita que los conductores que lo lleven tengan una preparación adecuada. Sacarle todo el partido a este recién venido al mercado español, exige ser un conductor por lo menos tan brillante como su propio coche.

TRANSMISIÓN

La transmisión en el 124 Sport es la primera en España en adoptar la caja de cinco marchas, ideal y necesaria para un coche con la potencia y la velocidad punta del 124 Sport. Las marchas están perfectamente escalonadas y su manejo es sumamente sencillo. Además, la caja es muy suave y las distintas velocidades se introducen con facilidad. Para accionar la marcha atrás hay que realizar hacia arriba un suave tirón y luego introducirla. A más de uno le ha ocurrido el no encontrar la marcha atrás por empeñarse en presionar hacia abajo. En viajes por buena carretera, se utiliza la 5ª velocidad para llanear, perdiendo muy pocas vueltas el motor en el paso de 4ª a 5ª. En cuanto al sistema de embrague, monodisco en seco, es de una gran progresividad y el pedal se acciona con una gran facilidad.

SUSPENSIÓN

La suspensión del 124 Sport Coupé 1.600 en el tren delantero es de ruedas independientes, y detrás tiene el clásico y sólido puente rígido, con cuatro tirantes de anclaje longitudinales y uno transversal: un conjunto robusto. Respecto a los amortiguadores, son más bien duros y aunque ese exceso de su dureza no será muy duradero, probablemente en los primeros kilómetros el eje posterior ofrecerá una rigidez excesiva que hace que el coche tienda a levantar la rueda interior en los virajes cerrados. Sin llegar a las máximas velocidades y en las calles de una ciudad, la suspensión del 124 Sport se nos revela como perfectamente adecuada a su fin, y en el interior del vehículo, dado lo absorbente de ésta, los bacheados típicos de las ciudades se notan bastante poco así como las ondulaciones en carretera.

DIRECCIÓN

Éste es para nosotros el punto más flojo del nuevo coche. Hasta ahora SEAT ha usado siempre las direcciones de tornillo sin fin que en muchos coches, como el 600, 850, 124, ha dado buenos resultados. Sin embargo, últimamente con las versiones del 903, el 1430 y el 124 Sport Coupé se notan éstos algo imprecisos. En el 124 Sport, la dirección cumple perfectamente su cometido a velocidad normal, pero a partir de 140 Km/hora esta imprecisión de la dirección se hace más patente, dando la sensación, algunas veces de holgura que no nos agrada.

124-Sport-Coupe-1600-4.jpg

FRENOS

El sistema de frenos a las cuatro ruedas, que con gran acierto SEAT viene equipando de serie en sus últimos coches, se ha visto reforzado en el 124 Sport Coupé con la adopción de un servofreno y un doble circuito de frenada. Los frenos de disco son de generosas dimensiones y en las pruebas realizadas han demostrado su gran eficacia en toda clase de ocasiones. Dada la gran aceleración y velocidad máxima de este coche, SEAT se ha ocupado a fondo en un capí tulo tan importante como el frenado con los excelentes resultados que en el 124 Sport se pueden comprobar. El freno de mano alojado detrás del cambio de marchas actúa tan sólo sobre las ruedas posteriores.

ESTABILIDAD

Todas las opiniones han coincidido en torno a las principales cualidades del Seat 124 Sport Coupé 1.600, y también han coincidido en torno a la apreciable estabilidad de este modelo a gran velocidad. El coche vira rápido y bien, notando una ligera tendencia a levantar la rueda interior, trasera del viraje; pero creemos que un acortamiento de las espiras de la suspensión trasera y delantera rebajaría el centro de gravedad y que, por otra parte, un tarado más leve de los amortiguadores sería muy beneficioso.

124-Sport-Coupe-1600-1.jpg

CONSUMO

Es en los coches de potencia, performances y velocidad punta donde el conductor influye decisivamente en el consumo del vehículo. Por eso hemos procurado más que nunca que nuestra conducción tanto en ciudad como en carretera fuese lo más equidistante al conductor medio. En ciudad, el 124 Sport nos gastó 11 litros sin pisarle; subiendo bastante a base de frenazos y acelerones. En carretera normal el gasto fue también de 11 litros a los 100 kilómetros, mientras que en carretera de montaña a todo régimen éste subió a 16 litros.

 

Fuente: VOLANTE Nº27.

Comentar este post