Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

PRUEBA: Opel Corsa 1.3 SR

Publicado en por tiempodeclasicos

Corsa-1-3-SR-2.jpg

VIRTUDES

  • Precio aquilatado.
  • Asientos delanteros.
  • Prestaciones-consumo.
  • Estabilidad.

DEFECTOS

  • Frenos mejorables.
  • Neumáticos mejorables.
  • Ruido interior.
  • Ausencia de testigo de reserva de combustible.

Se está convirtiendo en una necesidad de marketing para todas las marcas que fabrican polivalentes, ofrecer un modelo de características pseudo-deportivas que sirva de estrella para sus hermanos. Entrando de lleno en esta premisa, el Corsa SR destaca con luz propia, y si la fábrica hubiera aprovechado todas las posibilidades disponibles en su propia gama y que ya utiliza en alguno de sus otros modelos, habría podido ser la auténtica “bestia negra” del grupo.

Tal como se ha puesto a la venta, el Corsa SR es uno de los vehículos más completos, dentro de su ubicación, que hemos probado. Ostentando un precio, francamente aquilatado, unas prestaciones cuando menos honorables, un consumo reducido, y una comodidad interior acorde con lo que se espera de un deportivo, es de esos automóviles cuya comercialización apenas tiene nubes en el horizonte. Quizá esto es lo que obliga a pensar que el mayor defecto sea la serie de compromisos que ha realizado la casa matriz a la hora de lanzarlo al mercado, limitando las prestaciones y comportamiento de un vehículo que de otra forma sería netamente deportivo.

Corsa-1-3-SR-1.jpg

PARTIENDO DEL 1.3

Las modificaciones estéticas del SR se reducen a los spoilers delantero y trasero, la banda de color lateral y las llantas de 14'', de diseño muy parecido a las opcionales en otros Corsa, sólo que con agujeros de mayor tamaño.

El spoiler delantero, integrado en el paragolpes, puede llevar opcionalmente encastrados los faros auxiliares antiniebla, aunque con ellos la estética del conjunto es un tanto dudosa. Colabora eficazmente a la aerodinámica, que según anuncia la propia casa, ha mejorado con respecto a sus hermanos de producción.

Interiormente, el cuadro de instrumentos recibe los relojes de presión de aceite y amperímetro, completando el ya tradicional del 1.3, ya bastante completo.

Los asientos delanteros, del tipo “baquet”, similares a los del Kadett GT E, ofrecen excelente sujeción lateral, buen confort y fácil reglaje. El único inconveniente se deriva de lo poco que se abaten hacia delante los respaldos, entorpeciendo un tanto el acceso al asiento posterior. El tapizado de los asientos es de un tacto muy agradable y de suficiente agarre.

El resto del interior, incluyendo la calefacción, salpicadero, aireadores y demás aditamentos, se mantiene igual que el vehículo base, destacando la cantidad de huecos que además de la guantera, existen para alojar pequeños bultos.

El nivel sonoro ha aumentado ligeramente, tanto por parte del motor, como de rodadura, resultando esto un tanto extraño, al estar dotado de neumáticos de baja resistencia. El sonido de la tapa de la guantera, habitual en los Corsa, pasa casi desapercibido con respecto a los otros.

Un detalle molesto, en el vehículo de pruebas, es que se ha eliminado la prolongación que habitualmente llevan los Corsa, del soporte superior del cinturón de seguridad, y que obliga casi a volverse para encontrarlo, debido al poco espacio que queda entre el lateral del asiento y el montante del coche, y lo retrasado de éste.

Corsa-1-3-SR-3.jpg

MUY SEGURO

El comportamiento en general del vehículo es intachable; tanto en línea recta como en curvas amplias o cerradas, sigue fielmente la trayectoria que se le marca, por muy forzada que sea. Tres factores contribuyen a esto: primero, la adopción en serie de barras estabilizadoras tanto delante como detrás, que mejoran notablemente el comportamiento del coche y reducen el balanceo. Por otro lado, la nueva suspensión-amortiguación, con muelles de acción progresiva y amortiguadores de tarado más duro, hace que el coche sea ligeramente “tabla”, sin dejar de ser admisiblemente cómodo. El tercer punto lo aporta la dirección, quizás algo lenta, con casi cuatro vueltas de volante de tope a tope, pero de una precisión admirable.

Un cuarto factor deberían ser las ruedas, pero éste es uno de los puntos, si bien no el más destacable, donde se empieza a apreciar el compromiso con el que ha actuado la fábrica. Los cada día más corrientes Pirelli P-8 en medida 165/65 de 14” , si bien tienen un buen comportamiento y una baja resistencia a la rodadura, no cuadran definitivamente con la imagen deportiva que se le quiere dar a este modelo, que indudablemente saldría beneficiado con unas gomas de algo más agarre, a pesar de pagar el precio de una mayor incomodidad.

Los frenos quizá sean la parte que más descolgada queda del vehículo. No se puede decir que fallen, pues gracias al servo de 7” , su actuación es suficiente, pero disponiendo de unas llantas de 14'', bien se podría haber montado un conjunto más generoso que el que lleva, que estrictamente igual que el 1.3 normal, y que en algunos casos alarga las frenadas más de la cuenta.

Corsa-1-3-SR-4.jpg

PODRÍA SER

Ya en ocasiones anteriores hemos mencionado el hecho de que a veces los Corsa a pesar de estar dirigidos mayoritariamente al mercado mediterráneo, mantienen un poco la mentalidad alemana, y esto se nota en detalles como puede ser la motorización. Uno de los límites fiscales alemanes se basa en la potencia de los motores, y quizá por ello el SR se ha quedado con el motor de 69/70 CV, que si bien funciona de maravilla, empujando con alegría desde abajo y constancia, sería notablemente rebasado por el Kadett de igual cilindrada, de 75 CV del que sólo se diferencia en la carburación, doble cuerpo en lugar de sencillo; árbol de levas (curiosamente de menor cruce en el Kadett), y la curva de avance de encendido.

Con el cambio, sucede algo parecido. Si bien el grupo se ha acortado ligeramente con respecto al modelo base, casi obligado por la pretensión deportiva y la necesidad de mover neumáticos de mayor sección, no se ha conseguido un compromiso bueno, como lo demuestra que la velocidad punta la alcanza en 4.ª a más de 6.000 vueltas, mientras que en 5.ª se queda en 4.600. Cierto es que acertar más no es fácil, pues de poner un grupo corto para permitir una punta en 5.ª, la primera quedaría prácticamente inutilizable por lo corto de su desarrollo. Y si lo alargásemos para conseguir una punta mayor en cuarta, la 5.ª quedaría excesivamente descolgada. Esto implica como solución una caja de relaciones más cerradas que la casa alemana parece ser tiene en preparación.

Tomando las cosas como son, el compromiso no puede juzgarse malo, pues permite una conducción bastante rápida, tanto por el buen funcionamiento del cambio en sí, como por la elasticidad del motor. En base a ello, tanto los recorridos sinuosos, con el manejo de 2.ª, 3.ª y 4.ª, como en autopistas con una 5.ª muy desahogada, arrojan unos resultados de consumo muy favorables, ligeramente superiores a los del 1.3 TR, pero totalmente dignos de alabarse.

Las prestaciones, con cerca de los 170 km/h de punta, y el kilómetro salida-parada en menos de 34 segundos, hay que considerarlas como buenas. Y en cuanto a los consumos, que van desde los 5,41 litros/100 km en recorrido de mínimo consumo, has los 10,26 absolutamente a tope (157 km/h de media), son francamente buenos.

Corsa 1,3 SR 5

PRESTACIONES

Reprise

 

400 metros, en 4ª., a 40 km/h

19"6/10

1000 metros, en 4ª., a 40 km/h

36"1/10

400 metros, en 5ª., a 50 km/h

19"0/10

1000 metros, en 5ª., a 50 km/h

37"3/10

Aceleración

 

400 metros, con salida parada

18"4/10

1000 metros, con salida parada

33"8/10

Velocidad máxima

 

km/h en 4.ª a 6.075 r.p.m.

169,01

km/h en 5.ª a 4.678 r.p.m.

163,64

 

CONSUMO

Itinerario

Distancia (km)

Carga

Condiciones

Crucero (km/h reales)

Promedio (km/h reales)

Consumo (l/100 km)

CIUDAD

 

 

 

 

 

 

Madrid: casco urbano

337,4

De 1 a 4 plazas

Variables

-

-

8,47

CARRETERA

 

 

 

 

 

 

Recorrido fijo por Madrid, Avila y Toledo

323,3

Conductor solo

Tráfico Fluido

90/100

81,5

5,41

Recorrido fijo por Marid, Adanero, Olmedo, Aranda de Duero, Madrid

391,4

Conductor solo

Denso entre Aranda y Madrid.

100/110/120

98,8

6,57

Madrid-Zaragoza

301,2

Conductor solo

Fluido.

130

99,3

7,81

AUTOPISTA

 

 

 

 

 

 

Zaragoza-Barcelona

308,9

Conductor solo

Muy fluido.

145

141,5

8,05

Barcelona-Zaragoza

301,9

Dos ocupantes y mucho equipaje

Fluido.

Tope

157,9

10,26

En resumen, el Corsa SR tiene el aspecto, y la calidad y cualidades, para ser un acierto pleno, tanto por precio, en el que gana prácticamente a todos sus rivales, como por prestaciones, en las que puede competir con todo decoro.

Como decimos, tan sólo la duda de lo que sería este coche, con las pocas variaciones que hemos mencionado, nos hace pensar que no se ha llegado a lograr un coche “redondo” en su estilo.

 

Fuente: AUTOPISTA Nº 1296, 19 de Noviembre de 1983.

Texto: Enrique Zorzano.

Comentar este post