Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

PRUEBA: Volvo 144 GL

Publicado en por tiempodeclasicos

144 GL 8

Entre el Salón de Paris y el de Turín, Volvo ha tenido la feliz idea de poner a disposición de la prensa automovilística especializada, la gama 1971 de sus coches.

Hemos elegido entre los diferentes modelos la nueva berlina «144» Gran Lujo, de inyección electrónica, que constituye, con el «164» de caja automática, la gran atracción de la firma sueca.

Exteriormente el Volvo «144» GL se caracteriza por una parrilla delantera rectangular, a la cual cruza transversalmente una varilla cromada que lleva el monograma de la marca; también lleva en ella los faros y los intermitentes.

Sobre el parachoques, con banda central de goma, dos proyectores de yodo colaboran con sus potentes ojos.

144 GL 5EL ESMERO CLASICO

El conjunto da impresión de robustez y confianza desde el primer momento. Se trata de un coche de 4,64 m de largo. 1,73 de ancho y 1,44 de altura. Va a 18 cm del suelo, con lo cual pone al cárter a resguardo de percances. Su peso en orden de marcha de 1.245 kg está garantizado por la solidez de su carrocería autoportante de acero, totalmente soldada con perfiles de refuerzo alrededor de las aberturas del habitáculo.

Las puertas se abren de detrás hacia adelante en 80°, lo cual permite penetrar cómodamente en el coche, que por sus dimensiones interiores puede acoger sin problema a cinco personas. Los asientos de delante van separados, son regulables en altura, largo e inclinación, son muy confortables y van provistos de un cabecero que permite relajarse. Los cinturones de seguridad se desabrochan por inercia y al enrollarse automáticamente se utilizan sin dificultad.

144 GL 9UN VOLANTE NOTABLE

El volante, de barra única transversal, está mullido en el centro y lleva un claxon de círculo que nos ha parecido insuficiente, teniendo en cuenta la velocidad de crucero del vehículo. De un diámetro relativamente importante, su inclinación, bastante acentuada hacia abajo, hace que su borde superior se encuentre a la altura del indicador horizontal de velocidad.

Si se es de talla mediana, el espacio entre el volante y el abdomen se reduce; la distancia necesaria para alcanzar los pedales condiciona la postura de conducir y, en este caso, no es cosa de pilotar con los brazos extendidos...

144 GL 1VENTILACION SILENCIOSA

Bajo el volante, y a mano izquierda, una palanca acciona los intermitentes. El tablero de mandos es metalizado y lleva los indicadores luminosos habituales y diversos mandos, señalados con un dibujo grabado en blanco.

Hay que resaltar el silencioso funcionamiento del ventilador, cuando está en la primera velocidad, y los tres discos verticales que accionan la calefacción y climatización con una maniobra fácil y práctica; de noche van iluminados en color naranja, así como el indicador de velocidad.

BUENA CLIMATIZACION

Hay tres conductos de desescarchado al pie del parabrisas. Se completan con tomas de aire fresco lateral en la parte inferior del tablero de mandos.

Además, las bocas de ventilación aseguran la renovación del aire en el habitáculo. El cristal trasero lleva unos filamentos que impiden la formación de escarcha.

La palanca de cambio está en el piso, bien colocada a la mano; está a la izquierda del asiento del conductor, muy cerca de la palanca de regulado de inclinación del respaldo y contra la puerta, lo cual, a nuestro modo de ver, es un contrasentido, ya que maquinalmente se la busca a la derecha. Bien es cierto que no se usa con frecuencia.

Los pedales, suspendidos son anchos y bien espaciados, pero es preciso desembragar a fondo si se quieren pasar las velocidades correctamente. Este embrague nos ha parecido duro y su recorrido demasiado largo. Obliga a conducir demasiado cerca del volante.

144 GL 2UN FRENADO FUERA DE SERIE

El frenado es notable por su eficacia y suavidad. Los discos, asistidos en las cuatro ruedas con doble circuito y repartidor de frenada, cumple su función a la perfección, consiguiendo una seguridad perfecta a cualquier velocidad.

La visibilidad es satisfactoria en todos los ángulos gracias a las extensas superficies acristaladas (2,26 m). A la izquierda, un retrovisor exterior complementa al «noche y día» antideslumbrante del interior del habitáculo. El parabrisas es de cristal laminado de gran protección. El techo se abre.

Detalle a señalar: la consola central, forma guantera y lleva un reloj eléctrico que no ha tenido espacio en el tablero de mandos, lo cual es lamentable.

Dócilmente, Volvo lleva las anchas llantas adoptadas por otros constructores, y dota a su «144» GL de llantas de 5” en lugar de las de 4 1/2” de la versión tipo. Los neumáticos, de carcasa radial, son los 165 SR 15 y contribuyen, con su eficacia al excelente comportamiento en carretera.

SUAVIDAD GRACIAS A LA INYECCION

Terminamos en el motor de inyección electrónica, que constituye la originalidad del modelo. Se trata de un 2 litros que desarrolla 130 CV SAE, a 6.000 revoluciones por minuto (120 CV DIN), cuyo par máximo de 18 mkg SAE se consigue a 3.500 rpm solamente, lo que le da una potencia muy relevante a bajo régimen y una velocidad de punta de 180 kilómetros a la hora. Los 100 kilómetros se consiguen en 10,5 segundos. Su silencio al funcionar es casi total hasta los 120 kilómetros a la hora.

Desde que se rueda se confirma una suavidad que permite buenas reprises a 40 kilómetros en cuarta, prestación que sería difícil con un carburador clásico. La caja está completamente sincronizada y bien escalonada. La primera llega a 60; la segunda a 90 y la tercera a 120 kilómetros. La velocidad máxima roza los 185 kilómétros a la hora (contador), o sea, aproximadamente 175 con cronómetro.

144 GL 7CINCO PALIERES

El motor de cuatro cilindros, con cigüeñal de 5 palieres, está dotado de un regulador de gasolina con válvula de seguridad y bomba eléctrica de carburante. La aireación del cárter se efectúa por circuito cerrado.

En las prestaciones observamos una sensible economía de carburante que, para nosotros, se hace más tangible por el consumo de 13 litros a los 100 kilómetros, lo cual constituye un esfuerzo muy honroso para un coche de esta cilindrada.

DIRECCION AGRADABLE

La dirección es precisa, directa y sin vibraciones y permite maniobrar holgadamente. Las pendientes se superan alegremente. En terreno seco se toman las curvas sin dificultad. En terreno mojado o helado, o si hay gravilla, se manifiesta una tendencia subviradora cuando se rueda a velocidad elevada, ya que se trata de un coche de motor delantero con ruedas traseras motrices.

BUENA SUSPENSION

La suspensión cumple correctamente su cometido limitando al mínimo las irregularidades eventuales del terreno. En las curvas, la carrocería tiene una ligera tendencia a tumbarse, pero esto no es grave si uno se acostumbra pronto. Por lo demás, el habitáculo no tiene peligro alguno.

Conduciendo de noche es suficiente el alumbrado, pero nos parece que podría mejorarse si los proyectores normales fueran incrementados por dos faros de yodo. En cualquier caso, el reostato del tablero de mandos permite un control perfecto de los instrumentos y de la velocidad. El depósito, de 58 litros colocado detrás, asegura una autonomía de más de 400 kilómetros. El extenso cofre de los equipajes tiene una capacidad de 675 dm3 más que suficiente.

144 GL 4SOLIDEZ Y CONFORT

El verdadero campo del Volvo «144» GL de inyección es la autopista; en ella da toda su potencia.

Se vende en Francia a 351.000 pesetas, y teniendo en cuenta las cualidades de permanencia en carretera, confort y solidez a toda prueba, no es caro y proporciona a quien lo posea una satisfacción máxima.

144 GL 3CARACTERISTICAS TECNICAS

MOTOR: Cilindrada, 1990 centímetros cúbicos; diámetro/carrera, 88,9 / 80; compresión, 10,5:1; potencia real, 130 CV SAE a 6000 rpm (120 CV DIN); par máximo, 18 mkg SAE a 3500 rpm (17 mkg DIN); 4 cilindros con cigüeñal de 5 palieres e inyección electrónica; regulador de la presión de la gasolina y válvula de seguridad con bomba electrónica; ventilación del carburador en circuito cerrado; eliminación de los gases de escape.

TRANSMISION: En las ruedas delanteras; embrague monodisco en seco con mando mecánico; caja de 4 velocidades sincronizadas: primera, 3,13; segunda, 1.99; tercera, 1,36; cuarta, 1; marcha atrás 3,25; desmultiplicación, 0197.

FRENOS: De disco autorreguladores en las cuatro ruedas por circuitos independientes en triángulo con servofreno y limitador de presión antibloqueo.

SUSPENSION: Ruedas delanteras independientes con muelles helicoidales, amortiguadores telescópicos hidráulicos de doble efecto y barra estabilizadora; puente trasero rígido, con brazos longitudinales y barra transversal con muelles helicoidales y amortiguadores telescópicos hidráulicos de doble efecto.

DIRECCION: Tornillo de dirección a rodillo; radio de giro, 5 metros.

RUEDAS: Llantas de 5 pulgadas, equipadas con un neumático de carcasa radial de 165 SR 15.

CAPACIDAD: Circuito de refrigeración: 10 litros; depósito de gasolina: 58 litros.

EQUIPO ELECTRICO: Batería de 12 voltios y 60 amperios; alternador de 35 amperios y 180 watios.

DIMENSIONES: Largo, 4.64 m; ancho, 1,73 m; distancia entre ejes, 2,62 m; altura total, 1,44 metros.

PRESTACIONES: Velocidad máxima, 180 kilómetros (contador).

CONSUMO: 13 litros a los 100 kilómetros, conduciendo rápido.

 

Fuente: CUATRORUEDAS Nº 91, Julio de 1971.

 

NOTA: Las imágenes no corresponden con las de la publicación original.

Comentar este post